jueves, septiembre 13, 2012

SOMBRA


Los bordes de la hoja tallaron su huella en la piedra
y su sombra se plantó arrogante en el aire
mientras los hilos del otoño se balanceaban ágiles
a regar rebaños estólidos de imperturbable argamasa.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Al leer es inevitable no pensar en la importancia del tiempo!! UD ES UN ARTISTA MAESTRO y como tal merece mi mas sentido respeto!

Zafira