lunes, septiembre 10, 2012

CINCUENTA Y SEIS


Hoy que llego a medio siglo y seis años en nuestro mundo
reivindico mi desplante ante la vida y ratifico mis votos:
celebraré cada día la bendición de tener el hijo que tengo
abandonaré los dolores sin más recompensa que la luna
he de seguir haciendo de mi corazón una pera que devoren.

Calzaré las botas del Sieteleguas para encontrar a Pulgarcito
encontraré en el fondo de mi miseria el goce de vivir
fallaré eternamente para poder disfrutar de empezar siempre
buscaré mil pies a las escolopendras sin tratar de calzarlas
habrá de buscarme el consuelo cada vez con más frecuencia.

Brincaré sobre cada precipicio que halle para sentirme volar
haré que cada noche me entregue la certeza de la madrugada
beberé ansioso en cada boca de hembra que me soliviante
alzaré con piedad aquello que ciertamente lo merezca
me habré de empeñar en masticar cada hoja que encuentre.

Impediré que las lastimaduras de amor me impidan andar
insistiré en creer en los demás por más reveses que reciba
arrojaré por la borda todo cuanto me quiera confinar
seguiré buscando impedir que me abandone el niño perpetuo
voy a continuar en mi implorar de delirios a la concupiscencia.

Encontraré la paz pese a mis derrotas reiteradas al creer amar
saltaré sin reposo dentro de los volcanes de mi soledad
abrigaré una esperanza perpetua de paz, justicia e igualdad
escribiré y cantaré a todo lo que Dios y la vida me brindan
y juro que siempre batiré las alas hasta derretir el hielo y la nieve.

© Alfredo Cedeño

6 comentarios:

Amaia Villa dijo...

¡Me ha encantado Alfredo! mucho, mucho, incluida la foto. Hermosísimo lo que te dedicas, que se te quede grabado en el corazón.

Amaia

Anónimo dijo...

Yo quisiera decir lo que tú cuando llegue a mis 56, quizas si no pueda escribir algo mejor, te lo pida prestado para recordarme por qué es tan valiosa la vida con sus penas y sus alegrias...
Un hijo hace que nos despojemos lentamente del ego y tantas cosas que nos nublan la visión simple de la vida, que es en definitiva la que nos dará felicidad.
Me encantó doblemente tu poema y te deseo muchas felicidades hoy y siempre!
Maria Andrea

Feliz cumple, che!!

Anónimo dijo...

Amigo querido!!! No puedo dejar de leer tu CINCUENTA Y SEIS!! un parrofo es mas bello que el otro, con cada uno me identifico, de verdad. Hay VIDA! LIMPIEZA! en tu escrito y me complace ese optimismo. Que bueno!!

Zafira

Anónimo dijo...

Feliz cumpleaños!
Que en este nuevo año de vida, todo lo que su corazón deseé se haga realidad. Que cada día esté lleno de salud, prosperidad, paz, amor e inspiración para que nos siga deleitando con su pluma y su lente...

José Valle Valdés, Pichy dijo...

Muy bien discursas, amigo, con gustoso realismo y ritmo.
Felicidades + Abrazo

Pichy

Anónimo dijo...

Si 56 nieves que caen sobre tu humanidad

En tu vida siempre hubo y habrá buenos y malos momentos

Pero algo si te digo Alfredo nada ni nadie te quitara el sueno

de ver tu hijo ser un gran hombre y Tu de regalarnos tus

escritos que nos hace sonreír, volar y sonar contigo

Se te quiere

Leida