martes, octubre 23, 2012

BRUNOS


Negros tulipanes del desprecio
atesoran blancas esperanzas
de suicidas en busca de paz.

Oscuras fauces de un final
que estruja ilusiones mudas
y dispara en medio de la boca.

Lóbregas tinieblas en flor
dejan caer ladridos opacos
sobre los pasos ya perdidos. 

Leves rayos de nieve hienden
errores con estambres luminosos
y no desertan en su lanzar de luz.

© Alfredo Cedeño

5 comentarios:

Anónimo dijo...


Precioso, precioso, precioso.


Lorena

Anónimo dijo...

una esperanza muy negra...

Zafira

Anónimo dijo...

Bueno este obituario con promesa de esperanza.

Ylleny Rodríguez

Amaia Villa dijo...

Me quedo con "atesoran blancas esperanzas y no deseran en su lanzar de luz". Me gusta como una vez más ese ver más allá.

Un abrazo muy fuerte

José Valle Valdés, Pichy dijo...

Estupendo, amigo. Abrazo