martes, octubre 29, 2013

DESERCIÓN

No quiero que la amargura de tu ausencia me marque
pero cada vuelta que doy esta preñada de estas ganas
que me sembraste con artera maña de perra en celo.


© Alfredo Cedeño

4 comentarios:

Anónimo dijo...

imagen y texto perfectos

Anónimo dijo...

Buenos días!. Debo confesarle que hice abuso, es decir, me apropie indebidamente de este breve y certero poema. Lo envié sin alambres y me resultó de vuelta un encuentro artero.
Gracias

Anónimo dijo...

Conocido se me hace ese tablón con sus cuerdas y detrás laguna con follaje fauna y flora. lastima se perdió ese encanto que dejo una perra que vio, olio, saboreo el sabor de boca de el perro que le agradaba , pero no pudo ser parte de su vida por esa vida misma de caminante y aventurero. ya le llegara otra perra en celo que le diga lo mismo.. lea y elimine.

Anónimo dijo...

Como diría el "principito" ´una flor es siempre una flor´...o sea, una perra es siempre una perra.
Es más, un perro es siempre un perro.