sábado, octubre 26, 2013

SOL NARANJA

Encontré el sol hecho naranja en un cielo verde
mientras el cielo trepaba mis muros
y dejaba los barrotes jugar entre sombras.

Tracé caminos de adoquines embriagantes
con aroma de jerez en la punta de ayeres frescos
y entrega de sensaciones agridulces sin culpas.

Bebí cristales en los bordes erizados de púas
cuando su boca abrió la noche entre mi pelvis
y conduje ebrio de sus artes a través de la ciudad.


© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Fresco,con algo de soledad, un toque seductor y melancolía...
Bello, me encantó.

Ana María Plasencia