martes, noviembre 19, 2013

ALBAS

Inmaculadas como besos que se insinúan 
adornan la verja y se cuelgan de la piel
tal largas y hermosas piernas de hembra,
encandilan y asombran con promesas
de ágiles cadencias que saltan sin cercas
para regárseme en los ojos con alevosía. 


© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre,siempre encontraras en ese camino lo que vayas buscando y sino lo haces, no te preocupes que hay muchos más caminos por recorrer o tramos diferentes del mismo camino..............Oportuna y siempre acertada reflexion...buen dia.exitos.

Anónimo dijo...

y premeditación... preciosas.

Ylleny Rodríguez