sábado, noviembre 30, 2013

CIELO ESPIGADO

Armé ramos de espigas floridas para tu celo
y regué tu desorden de nubes en mis blasfemias,
convoco a mí los siete cielos de tus orgasmos
y eres la luna que nunca eclipsa su lascivia,
bordaré ligeras esquinas quebradas al horizonte
y te engastaré al hombro mi espejismo perenne…


© Alfredo Cedeño

1 comentario:

José Valle Valdés dijo...

Estupendo, amigo. Abrazos