jueves, noviembre 14, 2013

VERTIGINOSO

Mi país es un torbellino infinito
donde los belitres juegan al jefe
y la paciencia se nos angosta.

Venezuela es un audaz vendaval
que se desatará mañana
para regresar a sus cauces.

Mi amada tierra es un remolino
que sabe aplacar a los tontos
de rojos y torpes delirios vacuos.


© Alfredo Cedeño

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese torbellino, tan bien plasmado en la foto, te traerá esos aires nuevos que reclamas para, nuevamente, quedar atrapados en otro vendaval, en otro remolino. Pero aunque solo sea por este grito de esperanza que lanzas, mi favorito.

José Rico

Anónimo dijo...

Tu imagen tan vertiginosa que no deja ver, creo yo, el agua y el musgo; así como tus palabras envueltas en vendaval y remolino, para después serenarse.
¡¡Mis abrazos de flores!!

María A López

Anónimo dijo...

Me gusta como has plasmado la realidad actual de nuestro país. No pierdo las esperanzas. Los honestos y trabajadores somos mayoría. Saludos Alfredo.

Maria Gabriela León H.

José Valle Valdés dijo...

Me resulta un buen poema de mucho decir, amigo. Esperemos que el agua tome su nivel y que resulte lo mejor para tu pueblo.

Abrazos

Anónimo dijo...

La foto me mareó, el texto me plantó en la realidad, muy buena pareja, gracias.

Renee Valqui

Anónimo dijo...

El torbellino -desde la filosofía antigua- siempre fue creador. Nuestra física contemporánea, teniendo en cuenta eso ha planteado la "teoría del caos" creativo. Me refiero a Ilya Prigogine.

La búsqueda de certezas nos llevó a creer en las "leyes de la naturaleza"; pero no tuvimos en cuenta que lo que se denomina Tiempo en Física solo es "duración" porque no tiene en cuenta la irreversibilidad del tiempo. "Un asteroide que se acerca a la Tierra y después de aleja modificará el movimiento del planeta para siempre. Gracias a la teoría del "cambio de paradigma" de Thomas Kuhn sabemos que los momentos de crisis constituyen momentos de "creatividad científica".

Demos una oportunidad al caos: ya no podremos hablar de leyes universales extrahistóricas", sino que además debemos añadir "lo temporal y lo local".

Un fuerte y sincero abrazo.

Martha Alicia Lombardelli

Anónimo dijo...

Espero que los delirios , si son de justicia , no queden vacuos para siempre. Un abrazo.

Amaia Villa

Anónimo dijo...

ALGUN DI'A REGRESARAN A SUS CAUCES OJALA' SEA PRONTO...

GABRIEL FALCONI

Anónimo dijo...

A pocos sitios miro donde no vea desquicie. Lo siento por tu país y por otros tantos.

Antonia María Carrascal

Anónimo dijo...

Alfredo, sin palabras hermano, al tiempo, al tiempo, te abrazo con orgullo.

Mario Islasáinz

Anónimo dijo...

Paciencia y fuerza. Un abrazo Alfredo.

Jesús Fonseca Rodríguez

Anónimo dijo...

Voto por ese futuro, Alfredo. Un abrazo.

Luisma Giménez Manglano

Anónimo dijo...

torbellino infinito - audaz vendaval - remolino. El viento siempre trae nuevos tiempos y se lleva lo que sobra. Finalmente, sobreviene la calma. me encantó. Un abrazo de brisa marina marplatense

Maria A. Mónaco