jueves, noviembre 07, 2013

BESIGLOBOS

Ambos viven, disfrutan y padecen con lo mismo:
hay quienes los abandonan en bendito sea el lugar
y hay quienes mueren por tenerlos así sea de lástima,
los suelen dejar sueltos luego del jolgorio
y algunos quisieran vivir esa fiesta permanentemente,
a veces mueren en soledad de la mas dura apatía
y otros se derrengarían por jugar entre ellos…
Besos y globos sabiamente sobreviven siempre al olvido.


© Alfredo Cedeño


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial.

Ylleny Rodríguez

Anónimo dijo...

NO ES QUE EL AMOR SEA CIEGO, SINO QUE MUCHAS VECES LAS MUJERES NO QUEREMOS VER.......