sábado, noviembre 16, 2013

ESCABROSA

Se le pueden dar siete mil lecturas
pero su gesto fue limpio al asomarse
con gesto de inhibiciones dormidas
y un descaro propio del inocente
que no sabe entender sus infiernos.


© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lujuria color nazareno.

Ylleny Rodríguez

Anónimo dijo...

Es acaso ¿peligrosa?,o quizás está ¿al borde de lo inconveniente o de lo inmoral? Es difícil saberlo con ese aterciopelado indecente. Y sí, pervirtiendo los pensamientos. Inmoral.
Ch.