lunes, diciembre 30, 2013

ARQUEO

Me llené de olvidos y perdones
con sus piernas en mis manos,
enterré rencores y resentimientos
al compás de su boca de luna sabia,
alcancé filigranas de suave orfebre
en sus noches de bruja buena.

Afuera mi tierra sigue desolada
con sus dolores de mil desidias,
sigue persiguiendo aromas justos
al ritmo de su gente siempre libre,
no ha cejado de macerar sueños
en esta larga noche que nos ahoga.

Pesqué duras palabras resbaladizas
con la certeza del perdulario habitual,
encontraron desamparos en el sendero
hasta creer que no había mañanas,
seguimos azotando oscuros conjuros
con ráfagas de galerna que rasga la noche.

Clausuro este año de esperanza triunfal
con tercos anhelos hechos certeza y luz,
sepulto la agonía del miserable resentido
hasta que una luciérnaga le ilumine el alma,
y agarro aire para poder seguir siendo uno
con esta tierra y hembra que me acaricia.


© Alfredo Cedeño

10 comentarios:

Rafael Indi dijo...

Mis mejores augurios desde Sevilla para el año nuevo.

Un saludo, Alfredo.

Anónimo dijo...

Querido amigo Cedeño,...has puesto en tu poema el sentir de una persona que ama su tierra, la libertad, y el amor que en ella anida. Nunca dejes de elevar tu voz cuando la causa lo requiere,...el ejemplo es lo que más debe ser tenido en cuenta. Tu das el ejemplo, tu llevas en ti la esperanza....Nunca abandones...siempre hay un mañana,...y tal vez venturoso. Te deseo un año brillante. Un fuerte abrazo desde aquí, desde el fin del mundo JUAN ANGEL PETTA

Anónimo dijo...

Hermoso poema, que al mismo tiempo de ofrecer la sensualidad del hombre ante un hecho cierto, es también conceptual, al hacer pensar en un ambiente externo amado, pero tal vez distante, ya en lo físico ya en lo nocional. Mis congratulaciones.

Luis Gonzaga Álvarez León

Anónimo dijo...

Un arqueo digno de un amante de la poesía, que es tanto como decir de la vida.- Tus poemas suelen ser de pocos versos, pero aquí se ve que echaste el resto.- Un abrazo

José Rodríguez Infante

Anónimo dijo...

Buena manera de terminar el año, Alfredo. Que puedas seguir siendo uno con tierra y hembra. Un abrazo.

Luisma Giménez Manglano

Anónimo dijo...

¡Qué bonito poema! "hasta que una luciérnaga le ilumine el alma" es un verso magnífico, si encuentras una de esas luciérnagas, envíamela, necesito su luz. Un abrazo Alfredo y fav.

Mª Dora Méndez García

Anónimo dijo...

Mientras la esperanza hermano cumpla su palabra, no te olvides ni por un segundo de vivir, no hay mal que dure cien años, ni pentonto que lo soporte, ya lo verás, te abrazo con el alma.

Mario Islasáinz

Anónimo dijo...

Don Alfredo, excelente forma de despedir el año, lo mejor para ti en este año que apenas comienza, con esperanza de un futuro mejor, abrazo fraternal.

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

Hermosas palabras de despedida, lo mejor para ti en el 2014, abrazos.

Renee Valqui

Anónimo dijo...

El poema me resulta estupendo, amigo. Abrazos

José Valle Valdés