sábado, enero 04, 2014

ROSCAS

El matiz de sangre vieja hecha amasijo
brotó entre la tenaz amalgama de hebras
con ritmo de blancos caracoles congelados.


© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Las grandes roscas siempre tienen barbas y ojos de sapo.

Ylleny Rodríguez