domingo, febrero 25, 2007

CIELOS FALSOS

Ellos se consagran con su altar de dulces deslices matutinos
y sus bocas de entrañas que entregan sin remilgos de viernes
una andanada de volcanes donde se desperezan los naipes
arroja temblores de un teléfono que nunca atiende los repiques.

Una procesión de mujeres de luto cerrado trasponen el desierto
entre las dunas de Marruecos y una canción de esperanzas
que rompen en los malecones de errores que curan el alma
nos lleva a medio del camino que lleva al cielo de su miradas.

Aquellos se deslizan del alma una canción sin relojes ni lugares
para besarse a orillas del mar donde los favores no se anuncian
y abren las puertas poquito a poco como miradas de ciegos
que nunca podrán robarse un rayo de sombras en la madrugada.

Una vieja canción que se balancea entre humo de marihuana
donde la blanca palidez de las estrellas se inyectan morfina
y una línea de cocaína se derrumba en las fosas de un ángel
dando saltos sobre la hierba de un paraíso que cae del cielo.

® Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: