miércoles, febrero 14, 2007

SAZÓN

Tu coño huele a romero y mantequilla que se derrite
y tiene la textura del yogurt ante la punta de mi lengua,
es una bocanada de mares misteriosos y playas cortas
un rosario de plegarias hechas carne, saliva y gemidos
una cadena de rosas que se elevan sobre las mareas
unos retozos en la tarde que se alebrestan cínicos
un batallar de corazones sin banderas que naufragan
unas caricias encontradas en el fondo de los lagos
una pestaña que se me encrespa dulce en los dientes
un desbordar de besos que se repiten de madrugada
unos desplantes de princesa que se atornilla hembra
una destreza hecha vicio en su lubricar de purezas
un aroma vicario de condenas que se cumplen
unas estremecidas largas como tus piernas abiertas
una gota de carmín ruborizando el cuello de tu útero
unos jinetes desbocándose sin contemplaciones
un cielo de vocaciones donde pecar eternamente
una fragancia de prisiones que me apercollan callada
unos ramitos de muérdago adornando goces perfectos
un salto al vacío en medio de una tempestad a oscuras
unas orillas de labios abultados de las ganas más putas
y una orquídea malva que se derrumba en mis orgasmos.

® Alfredo Cedeño

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Levité al leer tu "SAZON", muy descriptivas tus líneas y con un agradable sabor a placer y lujuria.

Anónimo dijo...

En esta mañana nublada y fria
al leer tanta SAZON, solo puedo decir:
"QUE BELLEZA"

soledad

aceituna verde dijo...

Que sazonada descripción y mas hermosa descripción de una perfecta añorada madrugada