martes, febrero 06, 2007

CONFIESO

Yo, canalla más triste que los parques sin refugios
para las aves que no pueden encontrar su alpiste,
cínico militante de ojos rabiosos buscando un culo
donde desbocar mi lascivia sin corazón ni arreglos,
abogado de las causas más ripiosas que la soledad
puede fabricar para defender sus maromas insolentes,
rufián de las esquinas más oscuras de esta Caracas
donde las miserias son la esperanza más frecuente,
esquirol de las protestas por la decencia en señoras
de porte belicoso y mal aprovechadas en la cama,
zafio desaforado que ha llegado a pedir a la virgen
luz para llegar al lecho de cualquier dama en recato,
ahora me planto de cara a la ternura y me aparto
cuando la mujer de porte imperial lleva de la mano
a su marido accidentado que perdió los ojos
y ella con amor infinito sigue bebiendo de su boca
y se derrama en él gota a gota con amor bueno
y se yergue como pantera para cuidarlo febril
y se aleja dejando una marca de bondad en la calle…

® Alfredo Cedeño

1 comentario:

aceituna verde dijo...

y tu canalla triste, de ojos con rabia, no tiene arreglo tu corazon?, tan rufian eres?buscando ternura en bondades callejeras?
q lindo escribes
un gusto leerte
tanto tiempo sin descubrirte
un abrazo