viernes, febrero 16, 2007

POZO

Coloco un beso
pequeñísimo
en el borde derecho
de tu ombligo
-centro del mundo de mi lascivia-
para luego entregarte
la insolencia de mi rigidez
y que vueles
y me hagas aterrizar
en tus fantasías.

® Alfredo Cedeño

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué pozo tan étereo! tan volátil! lo lees y desaparece...pero ¿puedo volar? ¡quiero volar!
Ch.

Anónimo dijo...

Me gusta cuando aterrizas en mis fantasías, te hago olvidar de tu rigidez.
Luna

Anónimo dijo...

No, por favor, no olvide su rigidez que descaradamente entrega. Aunque apague la luz. Aunque la palpe, la toque, juegue a la túrgido fantaisie. No lo olvide!
Ch.

aceituna verde dijo...

Alguna vez alguien me preguntó que ave me gustaría ser, respondí -una golondrina- porque no soporto el frio del invierno. Por el hice un dibujo a la izquierda de mi ombligo, con la esperanza secreta de que él algún día la besara...la golondrina quedó solitaria y ya creo que el no la besará