lunes, julio 02, 2007

A NADA Y TODO

Como un helado que se derrite en la boca de los ángeles
llegan tus humores de hembra a empaparme las cicatrices
a refrescarme los dolores solitarios de estepas baldías
y secar arcaicas canciones que ya ni saben hacer bailar
a llenar de respuestas las estrellas que preguntan en la noche
y vaciar los pozos de agua hirviendo que calientan las nubes
a poner los segundos vueltos horas en los besos robados
y quitar a los niños largas angustias de penitencias absurdas
a escribir nuevos cánticos para los murmullos de la mar
y borrar los reflujos de noches rojas que enlazan pesadillas
a sumar pequeños pasos para llegar a los pechos rezumantes
y restar los retruécanos que enredan las quebradas en el bosque
a gritar que querer sigue siendo el más hermoso gesto del mundo
y silenciar los gestos de vergüenza que pueden empañar los coitos.

® Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mas que bello "a gritar que querer sigue siendo el más hermoso gesto del mundo"

Anónimo dijo...

Sencillamente Hermoso
y esto es para ti

Bendita la luz que Dios me dio, para encontrarte a ti amigo

Bendita la luz de su mirada desde Alba

Bendita la consecuencia de encontrarte en mi camino y mi destino

Bendita la luz de tu mirada desde tu Alma

Bendita la suerte de encontrarte en la mitad del camino y compartir mi soledad contigo

Bendita mirada desde alba

Bendita tu alma y tu luz

Bendito el lugar, los besos y los abrazos que nos dimos