martes, abril 22, 2014

TORBELLINO

El cielo derramó sus estrellas sobre la palmera,
alba floreada de esperanzas cayendo a la calle
y hacen camisas de estudiantes que avanzan
mientras se cubren de solitarias banderas…

Días de escaso apoyo y generosa mezquindad,
cada cual pone el naipe en su lado de la mesa
y con gesto impávido aguardan con alevosa maña
su apuesta es convertirlos en pasto de los lobos…

Larga espuma de olas que anuncian tempestad.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Herminia Castro dijo...

Geacias Cedeño , muy bueno e interesante .

Adriana Gomez dijo...

Hermosisimo....