miércoles, junio 14, 2006

CIUDAD NUESTRA

Caracas es un crucigrama de calles mojadas
donde nacimos mi hijo y yo contando sueños,
es una certeza de altaneros donde deambulamos
buscando arraigos que nunca llegan a tocarnos.

Caracas es una encrucijada de besos perdidos
que nunca encuentran destinos donde cobijarse,
es una procesión en sepia sin patronos tutelares
que recorre nuestras avenidas de relojes ocultos.

Caracas es un campamento de suaves romerías
donde una guitarra se pulsa encima de atorrantes,
es un mar de naranjas que cantamos desafinados
desnudando indolentes de miserias negociadas.

Caracas es un gesto de amparos torpes sin abrigo
que cotiza versos sin justicia sobre las aceras,
es una parcela de amor para rescatar la vida
en el andén de un tren que llega a la esperanza.

Caracas es un laberinto de historias sin cronista
donde siempre llegan tarde los cuentos de hada,
es una montaña narrando los finales que sabemos
será un desván para susurrar melodías de fracasos.

Caracas es un rayo de sol reventándome la ventana
y contagiando desvergonzado las melodías azules,
es una ninfa que nos tienta con frescura de reflejos
para formarnos un escalofrío de libertades en la piel.

© Alfredo Cedeño

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Caracas es lo que dices, y más. Hasta luego


José Gregorio Parra

Anónimo dijo...

Que buena descripción de Caracas, te felicito.

Anónimo dijo...

Que buena descripción de Caracas, te felicito.