jueves, junio 01, 2006

DIALÉCTICA

Ahora Marx vuelve a ser moda
donde Sartre besa a Stalin
y el mal de amores es hormigón.

Los tanques no entraron a Praga
ni Fidel persiguió “maricones”
con su barba de amish trasnochado.

La solidaridad es una canción
que siguen entonando en cafetines
para cantar la balada del buen joder.

Los aprendices de líderes saltan
al brinco de los dólares solidarios
que le compran apoyos sin sesos.

Y en las noches perdidas
un crisantemo rueda apagado
vertiendo ácido en las heridas.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu poesìa me gustò mucho, habla de un mundo, de este "¿absurdo?", obsceno mundo desquiciado y el manejo que de èl hacen los mercenarios de turno del poder. Lo que sentì al leerla es còmo hablàs de ello con los "pies/verso sobre la tierra" el verso tiene poca distancia de lo real para luego sin dejar la "denuncia" ni la poesìa a su servicio, cobra todo su vuelo poètico en el cierre de la misma.

Muy buena, Alfredo!

Cristina Chaca

Anónimo dijo...

Ahora que el sueño de muchos ........de los años 60....renace en estos nuevos....seudo lideres...panaceas.....que nunca ..lograran.........entonar.....himnos de libertad.........por que ..........solo marcan ....el ritmo.......de los petrodolares..........para comprar conciencias..........pero nunca ......podran ..........apagar la esperanza............de que volvamos ........hacer.... DE ESTE ..NUESTRO PAIS ...UN PAIS LIBRE Y EN DEMOCRACIA