lunes, junio 05, 2006

ESTIVAL

Huyendo del nido de la rutina salen los cariños a desollarse
contra los compases de las canciones que no saben correr,
vienen sin la sombra de los entusiasmos de los animadores
ni el abrazo contumaz de las noches en las calles sin luz,
buscan sus propios relojes en las quinielas de los demás
en las que saben que el verano está a punto de comenzar.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

huyes de la rutina........al hacerlo ese sentimiento........que esta dentro florece......viene con la luz que da el amor..........sin tu obstinacion de querer.... ...apagarlo..........buscando sus propias........apuestas..........en lo que sabes........que pronto............la sequia vendra

Anónimo dijo...

Cuando uno no puede librarse de sí mismo, se deleita devorándose...(E.M. Cioran) Ch.