lunes, junio 19, 2006

FIAT LUX

Entre pétalos escarlata se van desplomando
telones de acero que realmente son de cristal,
estaban hechos de promesas miserables
y sobre las esperanzas más venerables,
fueron levantados a espaldas de propios
y con la mirada alcahueta de los extraños,
los frisaron con alevosa simulación
que fingía revoques de solidaria armonía,
los alzaron entre sombras y de medianoche
con la vil astucia de los que traicionan feroces.

Y se cayeron aplastando a sus albañiles
que se pavoneaban de ellos despiadados,
los extirparon con paciente perseverancia
de esa que solo la gente puede prodigar,
fueron arrancados por el mismo desprecio
que fueron sembrando en el desamparo,
salieron volando entre carcajadas felices
de aquellos que pretendieron estafar
y fueron aromas pestilentes arrastrados
por las ventoleras de almas libres y desbocadas.

© Alfredo Cedeño

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Este poema retrata perfectamente a este pais o a un alma que tiene un desengaño muy grande. Lástima por los dos..........

Anónimo dijo...

Eso es..., tu autobiografía?

yngrid dijo...

Líricos versos sin destino, con el aliento triste, amargado y resignado del que regresa, sin querer y por deber, y se sabe preso en la distancia, del recuerdo de otro cuerpo, de otro aliento imprudente y prohibido.
Duele tanta amargura y soledad...

yngrid u.

Anónimo dijo...

A ver, mis queridas comentaristas de la página del galán de otono: en la vida, no todo es tralalín- tralalán ni ma-me-mi-mo-mu.

Tampoco creo justo (y menos aún, necesario) el psicoanálisis aficionado, autodenominado y empírico. Mas aún, a través de esta vía y de una página que un AUTOR (las mayúsculas son ex profeso) expone a sus lectores.

Por mas intercambio que pueda haber y por mas mujeriego y realengo que sea el autor, su obra es de alto calibre y en este escenario, propongo -brindis de por medio- a todas sus seducidas/seductoras, admiradoras/cuidadoras, autodenominadas mujeres/exmujeres del autor, disfrutemos de la obra y no pretendamos, tras ella, encontrar los orígenes freudianos de su autor.

Eso es posible en otros espacios, momentos y actitudes, creo...

Como dicen los jóvenes de ahora: para "caerle", existen otros medios.

Abrazo a todas,

Alberto N.

Anónimo dijo...

Poeta: deslealtades/infidelidades son caras de una misma moneda.

Yendo al lugar común, diría: "se recoge lo que se cosecha".

Adelante: la vida es bella!.

Como es usual en usted: Excelente factura la de este poema.

Úrsula