martes, agosto 23, 2011

LETANÍAS



De hinojos, mangas cortas y ensartando rezos
vine un tanto contrito a lavar mis culpas,
aquellas que el cura le enseñó a mi abuela
y ella se las entregó adusta a mi madre
quien con fervor me las enchufó a mí…
Ahora me postro buscando consuelos
que ni bajo los suelos encuentro
y me dejan liviano con tantas avemarías
largadas por entre canales y andamios
con la esperanza de que lleguen pronto…

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: