jueves, diciembre 22, 2011

PRETÉRITO


Benditos aquellos tiempos
cuando cantarle a unas nalgas altaneras
no era agresión de género
ni hostigamiento sexista
menos arrebatos machistas
que denigran de lo femenino…

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: