jueves, noviembre 29, 2012

TRES



Hojas, sombras y tabla
fueron trinidad de otoño
y dientes de una sierra
que troceó melancolías.

Mesa, sangre y sepia
dejaron muescas colgadas
y un laberinto minúsculo
donde guardar la ternura.

Trazo, textura y pliegues
hicieron el juego pulcro
de una canción marchita
y barrieron sus perdones.

© Alfredo Cedeño

3 comentarios:

Anónimo dijo...

... aquí, debajo del múerdago, te envío un beso en verso...

Ylleny Rodríguez

Amaia Villa dijo...

¡Muy hermoso Alfredo! Me encanta que "troceó melancolías" y "barrieron sus perdones"

Abrazo grande

Anónimo dijo...

!Y un laberinto minúsculo donde guardar la ternura!
Traes mucha felicidad a mi vida y enormes emociones que me ayudan a superar los apremios de la vida diaria.
Gracias, gracias y muchas gracias. Te debo mucho.
Un abrazo

andre laplume.