sábado, mayo 25, 2013

TESTA CORONADA

Por un barril de especias
y un tonel de coco seco
compré mi diadema
de ínclita soberana,
la gloria me arrebujó
el prestigio fue mi capa
los súbditos sin embargo
siguen perdidos y no aparecen.


© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Genial.

Ylleny Rodríguez