martes, febrero 18, 2014

PRESAGIO

Su aleteo de sombras perennes
no vio llegar el vuelo final
sus ojos se clausuraron precoces
y el pico colapsó su graznar.
Sueño permanente sin regreso.
Vastos caminos del abandono.
Raudo torbellino quebrantado.
Plumas agitadas en su inmovilidad.
Un lecho de hierba marchita
ahora te acuna con morbidez
ajusta mi país a tu enlutado satén
e ingresas al barrio de Thanatos.


© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Alicia Leal dijo...

desde buenos aires mis saludos y gracias por mandarme tu texto megusto mucho un poco triste

Anónimo dijo...

... y el pueblo, los estudiantes, como Juan Primito, espantando a estos rebullones, con su sombrero de paja ...


Ylleny Rodríguez