sábado, febrero 15, 2014

CIELO ESPINADO

¿Cuántas espinas se necesitan para llegar al cielo?
Nadie lo sabe
ni creo que alguno lo sepa
pero no hay nadie que no quiera alcanzarlo…


© Alfredo Cedeño


1 comentario:

Anónimo dijo...

Hoy sólo veo bayonetas en todas partes. Sin embargo, el cielo de cobalto trae esperanza.

Ylleny Rodríguez