jueves, febrero 20, 2014

DENTELLADAS

Las señales de bocados despiadados
latiguean el sereno centelleo violeta,
zarpazos caducos a la huérfana belleza
zopilotes acostumbrados al picotear,
alimañas que se alimentaron de ella
ahora se ocultan con alevoso temor,
tratan de escapar con su usual sigilo
tumbas a las que ellos creen escapar,
pero no pueden apagarle su ternura
porque mi tierra es de eterna ilusión.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Le has puesto cara no sólo a la violación de los derechos humanos en nuestro país, sino al joven violado con el cañón de un fusil...

Ylleny Rodríguez"

Olga Baudilia Peralta dijo...

Hermoso, después del dolor "no pueden apagarle su ternura porque mi tierra en de eterna ilusion"Gracias