martes, marzo 25, 2014

DIGNIDAD

Ruidosa y saltarina retoza perpetua:
sabe que la paz es efímera
que tiene sabor a guayabas
y perfume de albahaca fresca,
entendió que la risa es un derecho
para entregarle a los abuelos
y un delirio de ágiles peripecias,
tiene la certidumbre encima
para navegar sobre el hormigón
o seguir derrotando caminos feroces,
es un vagido que corta lunas
con fucilazos de libres bramidos
y una victoria acercándose a zancadas.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

José Valle Valdés dijo...

Se me da muy bien el poema, amigo.

Abrazos