miércoles, marzo 12, 2014

PERENNE

Las flores que crecen a la vera de las carreteras
aprendieron a soportar desmanes y dentelladas,
se formaron viendo a muchachos venezolanos
que se plantan con dulce vocación temeraria
a recibir traiciones enfundadas en plomo
a tragar con entereza lacrimógenas
mutando en cirios que alumbran esta cruel noche
y haciéndose permanentes heraldos de la libertad.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los rayos de sol entre la maleza. Hay que arrancarla de raíz...

Ylleny Rodríguez

Elena Martinez Peña dijo...

Me gustó y mucho tu composición con texto, te invito a ver mis reflexiones e imágenes y compartir