lunes, marzo 10, 2014

SANGRE Y FUEGO

Con el ardor a pleno viento
sin dejar que las deshojen
se plantan a las duras ráfagas
y aguantan mil embestidas,
ellas quieren ser estudiantes
de esos que ahora adornan
y llenan de belleza a Venezuela
pese a estarse jugando la vida.

© Alfredo Cedeño

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy dedicado a nuestra juventud valiente y desfiante, gracias

Maríu Ríos

Anónimo dijo...

Metàfora contundente y agresiva, como debería de ser don Alfredo, fuerte el abrazo fraternal!

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

Me resulta bien logrado, amigo. Abrazos

José Valle Valdés

Anónimo dijo...

Es de los estudiantes el futuro, Alfredo, porque ellos son precisamente eso, el FUTURO de un país. Resistirán como las flores porque tienen, desde siempre, la batalla ganada. Permítete un ¡VIVA VENEZUELA!

José Rico