martes, marzo 18, 2014

MANIQUEO



    El país buscaron reducirlo a dos orillas:
en aquella la ira roja del poder
en esta una esperanza inacabable
de aquel lado la estéril opacidad
de este la fértil y luminosa semilla
allá el bozal de ideas manoseadas
acá la tersura del acero labrado…
y ahora, justo aquí  de esta parte,
vuela el garbo de la belleza generosa
en cinco hermosos brazos
donde languidece un tirano bilioso.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es una imagen perfecta y hermosa, igual que el futuro por venir.
Dora.