martes, enero 10, 2012

PLATERITO


Os puedo jurar que en toda Andalucía nunca hubo un jamelgo
con este garbo y este plante que ya quiso Sancho para su rucio,
lo juro por el primer pañal que empringó Nuestro Santo y Sagrado Infante.

Ollares que ni Dulcinea por muy princesa logró que natura le diera,
hocico para cantar con la dulzura de los jilgueros camino al África
y orejas para oír los regüeldos de Tragaldabas venciendo a Gargantúa.

Un burrito trujillano nacido cerquita del cielo y parido en la cordillera andina,
de cascos ligeros para recorrer los barrancos o volar sin miedo sobre ellos
y barrer los reflejos que los sustos no pueden colocarle en un cabestro.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Escuela de Natación "Zafira Murillo" dijo...

Que platerito mas lindo!!!