jueves, enero 05, 2012

TEMPLO


Mi fe tiene colores de pureza
y los olores de la lascivia,
al final del camino
ambas suelen llevar al calvario
que se derrama en la cruz
de la inocencia…
o del divino pecado.

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: