sábado, febrero 25, 2012

AMANECIDA


Candela de rabia y sudor
que riega el cielo desde el suelo
con esperanzas silueteadas.

Trazos oscilantes de una borrachera final
derrotada por los gritos silenciosos
de una montaña que se desmorona.

Vagidos desollados de un limbo estrecho
como la intemperie que riega al barbecho
y retoña en la oscurana.

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: