martes, febrero 14, 2012

CARACAS


Mi ciudad es un robo de cerros rotos
una nostalgia del mar que se hizo tierra
un desorden plantado y germinado por las laderas
una nube que se duerme en la orilla
un horizonte derrotado por una flecha quebrada.

Mi ciudad es un resuello largo y gastado
de edificios grises, macilentos, hambrientos
con cortos jardines sedientos sin consuelo
de añejos maltratos seculares en autopistas cariadas
con amplias tapias del nuevo y ya viejo milenio.

Mi ciudad es una melancolía perpetua
que arrastramos testarudos sus hijos por la vida
con la esperanza eterna de verla feliz
como una comarca que merece mejores soluciones
y un pellizco de la ternura que siempre tuvo.

© Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso, nostálgico, intenso.
Un abrazo chico...

Adri

Anónimo dijo...

Sufrimos de misma nostalgia.... Es esa que acompana mi alma, la de saber que nunca mas recorrere las calles de mi infancia con la misma inocencia y candidez, y sin la misma belleza y alegria de antes.

Un abrazo apretadito zorrito...

:)
Monica