sábado, marzo 31, 2012

LLAMAS


Entre candelas y rejas
los milagros saltan
transfigurados en flores,
y dejan una plegaria mínima,
casi transparente,
convertida en corona
sin espinas que laceren
el fervor de la gente pura.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me ha encantado¡

Amaia