sábado, julio 07, 2012

CUESTA ARRIBA


Sísifo hubiera cambiado su corona de Corinto
por el equilibrio que logré con las culpas,
eso explica algunas voces maledicientes que me persiguen
sin poder arrancar sus propias rocas e infiernos,
podrán creer que salen del inframundo a saquear
pero siempre estarán arrastrando sus fardos fatales,
creerán poder salirse de los linderos del juego limpio
para eternamente barruntar equívocos en sus actos,
saldrán creyendo que pueden ser piratas del talento
que sólo pueden tener fingiendo estudiar el de los demás,
y al final seguirán arrastrando las piedras infinitas
de la soledad perpetua que nunca sabrán esquivar.

© Alfredo Cedeño

8 comentarios:

Ángela dijo...

Muy bueno alfredo, con esencia y enseñanza...

Estrabón dijo...

Los seres contingentes tienen necesidad de causas conservantes que coexistan con los efectos; y, entre esas, está la de permanecer en la soledad perpetua sin necesidad de esquivar nada, hacer equilibrios precarios o maromas, o sin artilugios como los falsos adornos de la razón. la palabra escrita u oral es un símbolo acordado por convenio entre los hombres (su referencia al individuo es su significado). La relación entre concepto o universal y realidad se explica empíricamente: la realidad por sí sola produce en la mente humana el signo o símbolo que representa. Por ello, Ockham (Guillermo Ockham sólo pretendía defender la omnipotencia y la libertad divinas, pero sembró en Europa los gérmenes que desembocarían en el agnosticismo y la muerte de Dios. El nominalismo de Ockham tendrá repercusiones hasta nuestros días. Se explicó en cátedras renacentistas. Influyó en Hume y en todo el empirismo británico, con su actitud claramente experimental y contraria a la metafísica. De los británicos beben los ilustrados y enciclopedistas franceses. En el siglo XX, nominalistas son los neopositivistas como Wittgenstein y Russell, los filósofos analíticos del lenguaje, los estructuralistas. Para todos ellos, el conocimiento humano deriva de la experiencia, y sólo de la experiencia, sin que se pueda ir más allá) afirma que sólo existe lo individual, lo general sólo se fundamenta en la creación humana. Gracias por compartirlo. Saludos.

Martha Alicia dijo...

Muy bueno tu texto. Un abrazo. Martha Alicia Lombardelli

Anónimo dijo...

Muy bueno. Un caudaloso abrazo!

Carlos Enrique Cabrera

Anónimo dijo...

Alfredo, ¿eres antes escritor o fotógrafo?

Un saludo,

M. Lorena Lucas Moreno

María Mónaco dijo...

Certero, profundo y reflexivo... Esa imagen del final "piedras infinitas de la soledad perpetua..." se ha quedado conmigo. Muy bueno Alfredo, gracias!! un abrazo!

Anónimo dijo...

Me gusta ese equilibrio de las culpas con el que no puede acabar las voces del inframundo que no nos quieren dejar vivir. La foto preciosa y me recordó a un viaje a Noruega en el que era costumbre hacer una torre con piedras al lado de un glaciar que visitamos. Me trajiste a la memoria la paz de aquel paisaje.

Un abrazo
Amaia Villa

Anónimo dijo...

!!Admirable y hermosa composición!!
Un abrazo infinito.
Andre Laplume.