sábado, julio 14, 2012

GOL



Supe balancearme sobre la retícula de las ganas mutuas
con la contorsión manifiesta de no querer impedir tu tanto
y rezando para que llegara al fondo de mi malla.
Confirmé resabiado el marcador de tu victoria impecable 
por la cual había apostado lleno de esperanzas sinuosas
y así me hiciste deslizarme por el borde de tu hamaca…

© Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: