jueves, julio 05, 2012

FESTEJO



Cada año que llega es una fiesta de tu vida
y una algarabía en la mía al disfrutarte,
es una algazara de cascabeles bajo la luna
con los relinchos del viento desordenado,
son caminos que regresan a encontrarse
entre tu boca comulgando con la mía,
es un bamboleo de cristales inflamados
que rebotan sobre viejas mañas inofensivas,
son oraciones seculares de las pieles
estrujándose con cuidadosa lascivia,
es una redoma de largas vueltas que retornan
a bañarse en tus laboriosos dedos delgados.

© Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hacía mucho tiempo que no recibía un regalo de cumpleaños tan hermoso, cargado de sentimientos
Agradecida con Dios por que nuestros caminos se encontraran de nuevo...
Gracias por este regalo tan especial para mi

Y.U.