martes, julio 10, 2012

PRESAGIO



Seis días antes, domingo para precisar,
amanecieron juntos
en medio del supuesto orgasmo de ella
y sus grititos felices por el nuevo hogar común.

Menos de una semana después, sábado con exactitud,
de gesto artero y el hija de puta a ras de piel
ella acabó con todo porque ya no había amor
y su antojo había cambiado de sentido…

El infeliz no había aprendido a desconfiar de las señales
que múltiples le habían señalado la estocada futura
con juegos de hierbas amargas y dulces
para ofrendarlo como trofeo de perra cazadora.

© Alfredo Cedeño

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Duro poema, Don Alfredo. Muy bueno como la foto.

José Rico

Anónimo dijo...

Duro Alfredo pero me ha gustado mucho, al igual que la imagen, rota en dos pedazos. Un abrazo y mi deseo de algo mas auténtico y menos traicionero.Me han encantado los dos últimos versos.

Amaia Villa

Anónimo dijo...

En la foto no hay medias roturas... muy fuerte el poema maestro

Zafira

Anónimo dijo...

Reflexion: cuando ya no hay amor, intente ud. terminar en la menor situacion de conflicto con la persona que amó.

Me gustó mucho Alfredo, presenta una situacion dificil presentada duramente, en su doble sentido: pensar antes de actuar y por el otro lado, abrir bien los ojos!! un abrazo!

Maria A. Mónaco

Anónimo dijo...

Muy bueno Alfredo. Sugiriendo sin enseñar. La frase del infeliz es muy buena. Un canto al sagrado desamor que tan buenos poemas ha engendrado.

Javier Sachez

Anónimo dijo...

Una realidad social, poéticamente presentada con erotismo y doloroso final. Felicitaciones. Para evitar eso y como soy hijo único. Para mi no pido nada, solamente que a mi madre le de una nuera dócil, querendona, sumisa y de buen ver.

Rafael Merida Cruz-Lascano

Anónimo dijo...

Redondo Alfredo, como digo siempre, no se mucho de poesia, pero se lo que me gusta y este poema me gusto, mi favorito,abrazo.

Enrique Pilozo Campuzano

Anónimo dijo...

Alfredo, me ha gustado mucho. Realmente perfecto en formas y figuras.

Marta Díaz Petenatti

Anónimo dijo...

"Trofeo de perra cazadora..." Qué duro.
Me gusta, pero qué durillo y qué real supongo.
En una relación, de la índole que sea, siempre hay alguien que se da más, alguien que pone más la carne en el asador. Si te fijas, hasta en la foto queda bien bien claro.
Un abrazo,

M. Lorena Lucas Moreno

Anónimo dijo...

Descarnado como la vida misma, como una muestra de la mala costumbre imperante hoy día. Un saludo

José Rodríguez Infante

Anónimo dijo...

Impactante, Alfredo. Crónica certera de otra forma más de la falta de valores con la que la humanidad, o parte de ella, se conduce desgraciadamente. Me gusta tu forma de expresión valiente y sin ambages, que no por ello pierde el concepto de poesía.

Te doy mi favorito y un abrazo.

Antonia María Carrascal

Anónimo dijo...

¡Buenísimo Alfredo!. Un abrazo

Martha Alicia Lombardelli

Anónimo dijo...

Un poema cuyos breves y duros versos transmiten con claridad meridiana la crónica de una ruptura.
Un cordial saludo
Roberto

Anónimo dijo...

Qué decir Alfredo!!!
Mas directo no podías ser, tampoco más real!!
Pocas palabras para definir una situación con tanta claridad, sobre un tema tan frágil y delicado ...el amor...
Gracias!!!

Begoña Zuber

Anónimo dijo...

Los pequeños detalles son los que siempre importan, las señales suelen estar en ese grupo. Me gustó Alfredo, la potencia de la narración. Saludos

Paloma Hidalgo Díez

Anónimo dijo...

Increíble la maestría para describir una situación tan real y delicada con tanta calidad. Estoy gratamente sorprendida. Un saludo.

Garbiñe Salazar Castañeda

Anónimo dijo...

Como siempre muy bueno Alfredo. Mucha maestría en el texto y en la foto tan gráfica. Despierta mi curiosidad saber si la imagen te provoca el texto o es al contrario y también saber si fuiste tú quien rompió la taza. Abrazos.

Araminta Solizabet Gálvez García

Anónimo dijo...

Muy bien expresado, buen relato. Me quedó imaginado a la cazadora!

Claudia Andrade Carreño

Anónimo dijo...

La vida es un reflejo de nosotros mismos, es fuerte pero es la verdad. Un gran saludo.
Dora.

Anónimo dijo...

Buen poema, buena imagen.

Profundo, contundente, me ha gustado mucho, me encanta lo muchísimo que decís en breves palabras, sos un maestro amigo y te felicito,

Cariños!!!

Marta Díaz Petenatti