sábado, abril 21, 2007

Y

…la noche fue un sudario de luto
recogiendo lágrimas y estrellas
como largas condenas de esperanza,
…los halagos de beatas fueron blasfemias
ensalzando las ganas nunca cumplidas
de las vírgenes que siempre soñaron follar,
…las cortinas fueron mudos antifaces
colocando gestos de ángeles en rebelión
en las sonrisas de las ancianas díscolas,
…la mar fue espejo de relámpagos
sacudiendo tardes sin piedad o ironía
con los arrebatos de una playa arisca,
…los delirios fueron rescoldos de fe
ahorcando llamadas que vienen a ras
como cenizas en las chimeneas sordas,
…las arañas fueron redondas afirmaciones
enhebrando las carcajadas de los cuentos
en las picardías cínicas de niños solos,
…la lluvia fue bastión para las hormigas
invistiendo príncipes con azúcar morena
dulce como beso de un hijo que llega,
…los gemidos fueron cortas caravanas
ahorrando esperanzas o desesperos
como perpetuas ilusiones a comprar,
… las auroras fueron abrigo sedoso
cobijando antojos de buen presagio
entre los besos tersos de los novios.

® Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y........ Tu, siempre allí donde debes estar.

Hermoso!

Anónimo dijo...

Y....la aurora con su color sonrosado, se asoma en la ventana anunciando un nuevo día
Preñada de sueños y esperanzas

Y....el canto de los pájaros nos arrulla con la más hermosa melodía

Y.... las ilusiones nos dejan volar hacia el infinito firmamento

Y...la sonrisa fresca de su rostro llena de gozo a las golondrinas

Y...el niño con su inocencia nos remonta a momentos ya vividos y nunca debimos dejar

Y...la luna se muestra en un cielo estrellado , para hacernos soñar...con un nuevo encuentro de Amor.