lunes, mayo 07, 2007

ASESINA

Bésame con el fingimiento de las profesionales
y después asesina mis delirios de amor
clavándome en la piel tus recuerdos expertos
como una salamandra desollada que ríe.

Destiérrame las banderas de consuelos fríos
con la babel de tus piernas en mi boca
y al rato disloca setenta poemas vespertinos
con suave pudor de cortesana experta.

Simula orgasmos para mi noche de satén roto
como si tu alma fuera hecha en Toledo
y que su acero te termine de arrancar veloz
con la piedad de una paloma asesina.

Y cuando llegue la mañana corre las cortinas
sobre los venenos de las añoranzas
para que la maldición de esta adoración
se entierre villana en los balcones de Sevilla.

® Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada día un nuevo sentimiento desbordado.....ayer seducción, hoy desconsuelo...

Anónimo dijo...

!OLE¡ y !OLÉ¡......

Soledad