jueves, mayo 03, 2007

BUCANERO

El corazón lo perdí en una acera
cuando sus piernas pasaron raudas
marcando pasos severos
con uñas rojas entre sandalias oro,
como El Dorado de su coño
que nunca pude encontrar…

® Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: