sábado, mayo 05, 2007

MANICOMIO

La loca pasa soltando sus insolencias
y va preguntando qué es el despecho
con lecos de poseída de amores viejos,
se incrusta en la esquina maldiciente
mientras averigua qué son los chismes
con aleteo de ave herida y hambrienta,
camina hasta el cruce peatonal con sed
mientras larga una letanía falta de paz
donde proclama la vigencia del desamor.

El loco arrastra un costal de trastos
e impreca voz en cuello a la soledad
afirmando que es una altanería pendeja,
husmea en una caja vieja y abandonada
y vuelve a gritar que el amor es nada
con enormes ganas de tener mejor fama,
llega al semáforo y bambolea el cuello
busca una misericordia hecha limosna
o siquiera una amabilidad y resucitar.

Los locos que andan vestidos de cordura
pasan con sigilo en alarde de simulación
para no escuchar sus conciencias sueltas,
aceleran el paso o sus automóviles grises
con piernas que bien podrían estar mejor
si fueran avanzando fuera de su miseria,
no saben abandonar su paso desbocado
y avanzan con aires de cordero resignado
a entregar su cuello a la guillotina diaria.

® Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: