lunes, marzo 26, 2007

TARAREO 04

Los llantos limpios de las novias libres
a las puertas del abandono postcoital
de un gañán que nunca sabrá atenderlas.

La comida de un cachorro en un jardín
donde las caléndulas se van abriendo
con la calma de la primavera sin futuro.

Los párrafos perdidos de libros sin fin
que serán leídos por ancianos sin culpa
ni pasos que recoger en las ensenadas.

La canción de ritmo lento perdido y ruin
con las manos de una pianista sin pulso
que sufre la voz de una cantante calva.

Los compases de un danzón trasnochado
en una pista sin bailadores suena terco
como hormigas que escarban en la nuca.

La sabrosura de un pensamiento que rasga
los bemoles de un amor que nunca regresa
a cuidarse de vagos desvaríos decadentes.

Los martirios de una ola torpe de besos
bajando del trono de una princesa limpia
de perversidades ricas que gastar ajena.

La vacilación en la esquina antes de ver
si cruzar la oscura raya de la fidelidad
es un pasar hasta más acá de mis miedos.

Los ojos de mi mujer haciéndome el amor
con la ternura y vagabundería delirante
que la hace bailar en mi cama sin rubor.

® Alfredo Cedeño

No hay comentarios.: