domingo, agosto 20, 2006

ABREVIANDO

En el segundo que hay entre invierno y primavera te robo un beso
para que la desdicha sea una mariposa que nunca te arrebole
y te entrego el canto de las sirenas que se bañan en mi ternura.

En el instante que se esconde en tus dedos cuando me escribes
le robo la lámpara a Aladino para que aprendas a volar con miedo
y te entrego el sueño de corazones de las minas del Rey Salomón.

En ese parpadeo de los relojes cuando se envilecen las virtudes
te coloco una mirada asesina de fidelidades y sueños de decencia
que todavía sobreviven bajo el paladar del cielo azul de Caracas.

En el momento que se caen las espinas de las rosas en las plazas
hurto un camello azul de mis tesoros de niño pícaro y resabiado
para encenderte una canción dulce e invisible que simule al amor.

© Alfredo Cedeño

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Alfredo,
Qué sublime, pulcro, tierno, cálido e intenso..., al escribir eres inalcanzable.

Bellísimo!!!!

Un beso
Gata

Anónimo dijo...

Abreviando...¿de Abreviar(Del lat. s. IV abbreviāre)? Sí, sigo, apurando el paso; sin trenzas de Rapunsel cuelgo de una ventana. Pero, en medio segundo, en acto de birlibirloque oigo una canción que finge una fantasía. La ventana desaparece. Ch.

Anónimo dijo...

Poètica pura!
Què poema te mandaste, Alfredo! ¡Precioso, lo que sucede en esos distintos "intervalos", y tu poesìa toda! Mi abrazo.

Cristina Chaca

Anónimo dijo...

ABREVIANDO

"En el segundo que hay entre invierno y primavera te robo un beso
para que la desdicha sea una mariposa que nunca te arrebole
y te entrego el canto de las sirenas que se bañan en mi ternura"

...Hermoso paso del invierno a la primavera al robar un beso, das color a la desdicha que nunca debería arroparlos y la vuelves mariposa para volar
en la primavera bañada de luz y color
en un canto pleno de armonía que los baña de una eterna ternura

L.L. LARA

Herminia Castro dijo...

Que hermoso