jueves, agosto 24, 2006

TEOLOGALES

La caridad es un carro rodando con Elton John
tronando en su camino de ladrillos amarillos
mientras un niño enlaza pelotas con maromas
y se producen culpas sin trincheras enrejadas.

La esperanza es una lastimadura llena de calle
salpicada de faltas acunadas por la inclemencia
hasta que las ruinas de la compasión se posan
como un ave de rapiña entre sombras y arlequines.

La fe es una mercancía que nadie quiere mostrar
y todos la quieren tener guardada entre los desvanes
de una piedad que no saben reconocer ni aún ajena
para poder ampararse de sus propias desgracias.

® Alfredo Cedeño

1 comentario:

Anónimo dijo...

Caridad, esperanza, fe...

Sabes de lo que estás hablando?