lunes, agosto 28, 2006

ARMADURA

Este corazón cobarde que nunca quiso ganar combates
ahora se regodea en tus manos de orfebre en Florencia
sin saber por qué lo hicimos o si lo sabríamos entender.

Estas ganas sin derrotero, brújula, pasajes, ni equipajes
se amparan en tus piernas de ladrona que me desbaratan
los secretos que naufragaban en las arrugas de mi tristeza.

Esta razón de la sinrazón con la que escarbo en tu cabello
me balancea como nuestras tristezas que parecen cojear
al compás de tus manos desollándome los malos pregones.

Estos instantes limpios de historias indigestadas de pesadillas
son las corazas que se repujan con golpes a la soledad y filtran
la melancolía que nos dejó a la deriva los domingos por la tarde.

® Alfredo Cedeño

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Alfredo,

Para mi esta estrofa lo encierra y lo dice todo......

Estas ganas sin derrotero, brújula, pasajes, ni equipajes
se amparan en tus piernas de ladrona que me desbaratan
los secretos que naufragaban en las arrugas de mi tristeza.

Me pregunto ¿Por qué siempre hay tristeza y soledad en tus líneas?

Te aprecio

Anónimo dijo...

Amigo!!!!

Quítese la ARMADURA de una vez por toda!!!!!

Déja la tristeza a un lado y vive, el tiempo no le dará más tiempo.

¡¡¡¡¡¡¡¡VIVE SIN ARMADURAS!!!!!!

Anónimo dijo...

Esta pieza armadura (Del lat. armatūra)naufraga en solitario como nenúfar en lagos de exvotos y bajo una sentencia que nos sobrecoge. Ch.

Anónimo dijo...

En esta armadura (Del lat. armatūra) naufragan los nenúfares de Monet. Me recuerda a Ivanhoe pero repleto de exvotos en tristeza y solitario. Ch.

Anónimo dijo...

ARMADURA

Ella nos sirven para protegernos
evita que nos toque la tristeza, el desamor
que sea destrozados nuestros mas hermosos sentimientos

También evita que nos cobije.... el amor, la ternura, la alegría, una sonrisa

Es mejor mantener una coraza que nos proteja
O no tenerla ?

A dejar de vivir plenamente la vida con idas y venidas, con sus tristezas y alegrías
con el amor o el desamor

A vivir una vida libre de tantas emociones que nos hacen crecer

L.L.LARA